RevitalizarQ: Vivienda Contemporánea, Flexible y sin Jerarquías

El modelo residencial que se ha venido desarrollando en España desde hace varias décadas se fundamenta en un modelo de vida que hoy en día es, cuanto menos, cuestionable. El trabajo indefinido en una misma empresa, la mujer como ama de casa, la unidad familiar de 2/3 hijos, o la vivienda única para toda la vida, componen un paradigma que actualmente representa sólo a una parte de la demanda.

Desde Revitalizarq pensamos que el diseño de la vivienda actual debe contemplar aspectos como la movilidad geográfica laboral, el aumento de demandas de alquileres frente a las compras, el trabajo desde casa, la vivienda unipersonal, la igualdad de género y el hecho de compartir tareas domésticas, o la diversidad y transformaciones de las unidades familiares.

Por todas estas razones, creemos que la mejor forma de integrarlos, es apostando por un modelo de vivienda flexible y desjerarquizada.

Infografía 3D vivienda

Una VIVIENDA FLEXIBLE con capacidad de transformación fácil y económica, que dé respuesta a los cambios que a menudo se producen en la composición del hogar y a las necesidades de ocupación. Una vivienda versátil que contemple la diversidad de usos de los espacios, y capaz de albergar los diferentes roles e inquietudes de cada ocupante, a lo largo de su vida.

Y una VIVIENDA DESJERAQUIZADA, que no esté condicionada por los roles de género y que genere relaciones de igualdad entre sus habitantes. Una vivienda acondicionada para el respeto en la simultaneidad de usos (descanso-Trabajo-Ocio), que ayude a conciliar la vida laboral-familiar. Una vivienda con las menores barreras arquitectónicas posibles y que pueda albergar personas mayores de forma cómoda, segura e independiente.

Estas son algunas de las claves que nos van a permitir conseguir una vivienda flexible:

  1. Espacios o habitaciones de similar tamaño y misma dotación tecnológica, con una superficie mínima de 9 m2, de modo que pueda albergar diferentes formas de amueblamiento y por tanto diferentes usos a lo largo de su vida. Que permita el intercambio de habitaciones por los usuarios de las viviendas en función a sus necesidades.
  2. Cocinas integradas con el resto de la vivienda, partícipes fundamentalmente del comedor, con espacio suficiente para que al menos puedan dos personas compartir las labores propias de dicho espacio.
  3. Un espacio cercano al acceso a la vivienda que se pueda destinar a un espacio de trabajo, que incluso permita recibir a visitas y clientes. Espacio que pudiera adaptarse para descanso en algún momento y que se pudiese vincular a la vivienda como espacio de estudio fuera del horario laboral.                                                                                                                                                            Distribución vivienda
  4. Tareas domésticas a la vista. Ciclo de gestión de la ropa. (Lavado, secado y planchado) de fácil acceso para todos los usuarios de la vivienda de forma indiscriminada.
  5. Baños sectorizados, con funciones separadas que permita el uso simultáneo por varios ocupantes en horas punta.
  6. Confort acústico para garantizar el éxito en la conciliación descanso-ocio-trabajo en cualquier momento del día.
  7. Paneles móviles, con capacidad de transformar el espacio de forma fácil y económica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.